Niños, personas

 con limitaciones físicas y adultos mayores tienen prioridad.
Menores, personas en condición de discapacidad y adultos mayores tienen prioridad siempre; son sin duda las personas más vulnerables en una situación de desastre. Si dentro de su grupo familiar, lugar de estudio, trabajo o habitación existen personas pertenecientes a estos grupos poblacionales, asegúrese de tomarse unos minutos de su tiempo para verificar sus condiciones de vulnerabilidad frente a eventos adversos que pongan en peligro su integridad física. Generalmente, en medio de las emergencias nos olvidamos de estas personas que no pueden valerse por sus propios medios para ponerse a salvo. Revise su plan de familiar, escolar o laboral de emergencias, tome atenta nota de lo que puede suceder con ellos; si no tiene su plan elaborado, guíese por el modelo que encuentra en este sitio web. La alcaldía de Pasto a través de la DGRD (Dirección para la Gestión del Riesgo de Desastres).